More Website Templates @ Templates.com!

Reseña institucional

El Instituto Arzobispo José Antonio de San Alberto, con domicilio en la calle Carlos Pellegrini  3762 de la ciudad de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, está calificado como Colegio Católico (Escuela Reconocida) y cuenta con la aprobación de funcionamiento de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y de la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DIPREGEP).

La Escuela Primaria comenzó a funcionar en 1962 y fue autorizada el 10 de junio de 1963 con el número de registro 0182.

El nivel Inicial (ex Jardín de Infantes) inicio las actividades integrado a la escuela primaria, en marzo de 1967 y en forma independiente a partir del 6 de marzo de 1978, bajo el número de registro 1424.

La Educación Secundaria surgió en 1967, bajo el número B 622 otorgado por la enseñanza superior de la Enseñanza Privada (S.N.E.P.) y los cursos fueron reconocidos por esa repartición mediante las disposiciones números:  1205/68  del 5/12/68 (1º y 2º años),  934/69 del 5/11/69 (3º año), 1092/70 del 6/5/70 (4º año) y 0002/72 del 5/01/72 (5º año). A partir  del 1/1/1994 fue transferido a la órbita de la Provincia de Buenos Aires, registrado en DIPREGEP con el número 4228.

El ISA funcionó sobre una estructura muy simple. En su comienzo fue familiar, con pocos alumnos, fuera del centro geográfico de la ciudad. No había detrás de las experiencias de los Padres Carmelitas ninguna empresa que promoviera la gran escuela.

Durante muchos años conservó sus características originales: pocos alumnos, una infraestructura limitada, un solo turno y ambiente familiar.

El paso del tiempo, la aparición de otros colegios con diversas ofertas y la demanda que presentaban los padres de los alumnos, exigió cambios y actividades antes no previstas.
El colegio de varones se hizo mixto, como casi todos los colegios de la ciudad, adoptó el inglés como única lengua extranjera y profundizo su enseñanza, prolongó sus actividades por las tardes, reforzó las técnicas de estudio e investigación con materias  extra curriculares obligatorias,  amplió sus instalaciones con la adquisición de una villa deportiva, conservando siempre el perfil que lo caracteriza: orden, exigencia académica, defensa de los valores cristianos y normas de convivencia claras.

El Instituto ocupa hoy un lugar importante dentro de la comunidad y la evaluación que de ella hacen los padres, autoridades y otras instituciones es positiva. Prestigiosas casas de estudio de Nivel Superior reconocen el nivel académico logrado a través del desempeño que demuestran sus egresados.

A partir de la Reforma impuesta por la Ley Federal de Educación se implementó el Nivel Polimodal  en  las modalidades de Ciencias Naturales  y Economía y Gestión de las Organizaciones, las que comenzaron las actividades en 1999, articulando con la EGB del ISA por Resolución número 6257 del 28/10/98 y aumentando su matrícula.

Actualmente, la vigencia de la Ley Nacional de Educación, transformó al tercer ciclo de EGB y al Nivel Polimodal en una unidad académica y administrativa, la  Escuela Secundaria con seis años de duración.

Ostenta la titularidad legal  la Congregación de los Carmelitas Descalzos, cuyo domicilio oficial está en la Capital Federal, calle Marcelo T. de Alvear nº 2465, institución religiosa católica con personería jurídica, capacidad legal y autonomía propia, reconocidas por la legislación general.

La Orden es consciente de su misión característica en el seno de la Sociedad y de la Iglesia.

Inspirada en las enseñanzas de sus grandes Maestros y Doctores: Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, se propone llevar a la sociedad de hoy su mensaje de interioridad personal, para llegar al perfeccionamiento humano por el camino de la vivencia interior y del conocimiento de todas las facetas que inciden en la educación de la persona, en el seno de la familia y de la comunidad.


El Instituto es una comunidad educativa en la que todos: docentes, padres y alumnos colaboran y participan en la educación integral de la misma, cada cual según las funciones propias del grupo al que pertenece, correspondiendo a la Orden Carmelita  las decisiones a tomar y las responsabilidades a asumir.

La Orden es consciente de la importancia primordial de la competencia profesional del Profesorado y de su identificación personal con los principios del Ideario Institucional.

La Religión Cristiana, no como asignatura sino como vivencia de fe, será el nervio íntimo de la consistencia de la formación social y personal  de los alumnos, ante un mundo cambiante que exige principios básicos e ideas claras y definidas.